viernes, 13 de noviembre de 2009

LOS CLUBS POLÍTICOS EN LA REVOLUCIÓN FRANCESA

Girondinos, cordeleros, jacobinos y montañeses

EL PAÍS / Madrid / Cultura / 23-04-2005
Con la Revolución Francesa nace la terminología "derechas" e "izquierdas", por el lugar que los diputados de las diversas tendencias ocupaban en la Asamblea Constituyente respecto a la presidencia.

La revolución de 1789 fue pródiga en corrientes políticas. Comenzando por la extrema derecha, estaban los emigrados, nobles intransigentes que huyeron al extranjero y trataron de restaurar la monarquía absoluta. Peones de la contrarrevolución fueron los chuanes, campesinos de la Vendée, que apoyaban la monarquía. En la derecha moderada se encontraban los fuldenses, partidarios de la monarquía constitucional, opuestos al antiguo régimen y a la democracia. Su nombre procedía de un antiguo convento de los feuillants en el que se reunían. Pronto desaparecieron de la escena política. En la izquierda moderada se encontraban los girondinos, originarios de la zona de Burdeos, y que representaban a la pequeña burguesía ilustrada. Ocuparon el poder tras la caída de Luis XIV, pero en un choque decisivo con los jacobinos fueron físicamente aniquilados en la guillotina. A los jacobinos se les llamaba así porque se reunían en un convento dominico (jacobins). A partir de 1792 pasaron a ser los montañeses porque se sentaban en la parte más alta de la cámara y componían la izquierda de la Asamblea (Robespierre, Marat, Danton, Desmoulins). Más a la izquierda estaban los cordeleros (tenían la sede en un convento de franciscanos) y en la extrema izquierda estaban los enragés (rabiosos).

EL CLUB DE LOS FEUILLANTS( LOS FULDENSES ).

El Club des Feuillants es el nombre con que se conoce familiarmente en francés a los Amigos de la Constitución, un grupo político, de tendencia monárquica constitucional opuesto al derrocamiento del rey Luis XVI, tras la Fuga de Varennes el 22 de junio de 1791.

EL club nace el 16 de julio de 1791, con la publicación de un manifiesto, originada en una escisión de la parte moderada del club de los Jacobinos y del club de 1789. Este club, cuyo acceso estaba reservada a los "ciudadanos activos", es decir a cualquier contribuyente que pagara impuestos directos, se fundó originalmente para contrarrestar la progresiva influencia de los Jacobinos radicales. Sus primeras sesiones se desarrollaron en el Palais-Royal, y luego en el antiguo convento de los Monjes Bernardos (feuillants), lo que originó su nombre.

De número variable entre 160 y 264, sus miembros agrupaban a los moderados, favorables a una monarquía constitucional y a la Constitución de 1791. Los Feuillants estaban dirigidoss por Barnave. Entre ellos estaban Bailly, Duport, La Fayette, Lameth, Sieyès, Ramond de Carbonnières.

Su influencia desapareció con la Asamblea Legislativa el 21 de septiembre de 1792. En marzo de ese mismo año los Girondinos excluyeron a los ministros feuillants como represalia por su oposición a la guerra con Austria. Tras la caída de la monarquía el 10 de agosto, son acusados por sus adversarios de realistas y traidores. Se crea una lista con 841 miembros que son arrestados y juzgados por traición. El 29 de noviembre de 1793, su jefe Barnave sube al cadalso.

Como sus adversarios le habían colocado la etiqueta de "club monárquico" a los Feuillants, este nombre sobrevivió varios meses como insulto sinónimo de moderado, realista y aristócrata.

LOS GIRONDINOS

Girondino, nombre dado a un grupo político moderado y federalista de la Asamblea Nacional y de la Convención Nacional que estaba compuesto por varios diputados procedentes de Gironda. Pertenecían, en su mayoría, a la burguesía provincial de los grandes puertos costeros. Su violento enfrentamiento con el grupo de los montañeses dominó los primeros meses de la Convención Nacional.


El grupo contaba con 175 diputados de los 749 que componían la Asamblea de la Convención y gobernaron durante los años 1792 y 1793. En su mayoría eran miembros intelectuales de la rica burguesía del mundo de los negocios.

Conocidos, en esa época, como los Brissotins o Rolandistes, el nombre de Girondino se popularizó a principios del siglo XIX, sobre todo a partir de la obra de Lamartine Histoire des Girondins (Historia de los Girondinos). Sus miembros, en su mayor parte adscritos al Club de los Jacobinos estaban considerados, por los diputados de París, dirigidos por Robespierre, como los más radicales de la asamblea.

Acusados por los jacobinos de conspirar contra la unidad de la República, sus dirigentes fueron guillotinados por orden de Robespierre (1793).

En la Convención Nacional, los girondinos, en su mayoría diputados provinciales, fueron instalados a la derecha, y la Montaña, compuesta por veinticuatro diputados de París y otros, fue instalada a la izquierda. Los girondinos dominaban la Asamblea e, inmediatamente, empezaron a atacar a la Comuna de París y a los montañeses (más conocidos también como jacobinos) a los que consideraban responsables de las Masacres de septiembre. Marat fue el primer implicado.

Aunque fueron acusados de federalistas, los girondinos, se aprovecharon de la favorable evolución de la situación militar (victoria de Jemappes, 6 de noviembre de 1792) para relanzar la Convención girondina. Sin embargo, durante el proceso de Luis XVI, los girondinos, que se oponían a su condena, fueron considerados poco republicanos. La situación militar sufrió un cambio (derrota de Neerwinden, 18 de marzo de 1793), traición de uno de ellos Dumouriez (5 de abril de 1793) y su oposición contra la institución de un Tribunal revolucionario, les comprometió definitivamente.

Los girondinos fueron los primeros en decretar el arresto de Marat por la Convención Nacional (13 de abril de 1793) ; pero Marat fue absuelto por el Tribunal Criminal Extraordinario y recuperó, triunfante, la Asamblea (24 de abril de 1793). Después, a fin de debatir sobre las exacciones de la Comuna de París y de velar por la seguridad de la Comuna de París nombraron una comisión, Comisión de los Doce (Commission des Douze o Comité de Salvación Pública) a la que se le otorgó poderes para los arrestos. Hébert, sustituto de la Comuna de París fue arrestado. La Comisión de los Doce quedó establecida. Los montañeros consiguieron la aceptación del pueblo de París.

LOS JACOBINOS

Término procedente de “Jacobin”, es decir, del latín “Iacobus” (Santiago), en alusión a un convento de París donde celebraron durante algún tiempo sus reuniones los integrantes del grupo de revolucionarios al que le fue aplicado el vocablo.

Los jacobinos constituían el ala radical de la revolución, en oposición a los más moderados girondinos. Por el lugar que ocuparon en la Asamblea Nacional (el más alto de la tribuna izquierda) también se les designó con el apelativo de “montañeses”.

Desplazaron a los girondinos del poder en junio de 1793 y en gran medida fueron los responsables de la ejecución del rey Luis XVI. En julio de 1794 (Thermidor o "cálido") un golpe de estado protagonizado por los sectores más moderados (la "Llanura") de la revolución acabó con el gobierno jacobino, poniendo fin a la etapa denominada “Régimen de Terror”, en alusión al gran número de ejecuciones llevadas a cabo bajo el liderazgo de los más exaltados (Robespierre).

Destacados jacobinos fueron Robespierre y Saint-Just.

En la actualidad el término jacobino se aplica a quien es partidario de medidas revolucionarias o al izquierdista radical. También se aplica con carácter peyorativo como sinónimo de exaltado, violento o sanguinario.

LOS CORDELIERS( CORDELEROS).

El Club de los Cordeliers o Sociedad de los derechos del hombre y del ciudadano es una sociedad política creada en París en abril de 1790 que se estableció en la antigua capilla del Convento de los Cordeliers (hoy museo Dupuytren).

La creación del club tiene por objeto vigilar la asamblea y ser el espíritu crítico de la misma. Asimismo se propone ayudar a los indigentes, lo que no hacen los jacobinos, la entrada es libre. Se entra en el club sin pagar ninguna cuota, una bandera extendida en la puerta sirve para recoger los donativos que se quieran hacer.

Más radical que el club de los Jacobinos, sus miembros toman parte activa en los movimientos revolucionarios que se sucedieron en la Asamblea Constituyente, la Asamblea legislativa y la Convención nacional. Es el que organiza, asimismo, la manifestación del Campo de Marte, el 17 de julio de 1791; rechaza la Constitución de 1791 y pide la inhabilitación del rey y su arresto tras la huida del mismo a Varennes. El 10 de agosto de 1792 apoya la petición del derrocamiento del trono de Francia; y el 22 de mayo de 1793 fomenta una insurrección pidiendo la desaparición de los girondinos de la Convención Nacional.

Tras la caída de los girondinos, el club se divide en Indulgentes (los Dantonistas) y Enragés (los Hébertistes), autores de la ley de sospechosos y partidarios de una dictadura de la Comuna. Tanto el uno, como el otro, fueron guillotinados el 24 de marzo y 5 de abril de 1794; Marat fue asesinado por Charlotte Corday el 13 de julio de 1793.

El Club de los Cordeliers vencido por el Club de los Jacobinos y dependiente del mismo, subsistió más tiempo que éste último, desapareció en abril de 1795.


Os dejo una presentación de powerpoint que resume muy bien todo el tema de la Revolución Francesa: