lunes, 4 de julio de 2016

Antígona


    Este verano espero que además de disfrutar con vuestros amigos y familia, en la playa, montaña o piscina, tengáis además un tiempecillo para aumentar vuestra cultura general (el saber no ocupa lugar ni hace daño a nadie), uno de los grandes objetivos de vuestro paso por las aulas y por la vida. De nada sirve obtener un título si somos tremendamente incultos, uno de los males que aqueja a nuestras sociedades actuales. No se trata de saber de memoria todo, aunque algunas cosas son imprescindibles, ya sabéis: fechas, personajes, películas, cuadros, pintores, arquitectos, etc. 


   Os voy a dejar esta versión de la obra de teatro Antígona de Sófocles. Además os dejo una versión remozada, actualizada, una gran versión del Festival de Mérida que encontramos en el Centro de documentación teatral, un gran "container" de todo el teatro hecho en España, protagonizada en las magníficas instalaciones del remozado Matadero de Madrid, todo un centro difusor de cultura y arte surgido a la par que el proyecto Madrid Río, que ha convertido a la zona sur del corazón de la capital (la almendra) en un referente más de ese gran museo urbano en que se ha convertido la capital de España.


antigona
Antígona de Marie Euphorosyne Spartali
 Espero que disfrutéis de esta versión y, sobre todo, de las reflexiones a las que podemos llegar tras su visión, tanto del mundo antiguo como del actual. Pasadlo bien como yo lo he hecho.Buen verano.


Personajes:




Creonte y Antígona. Tío y sobrina. Una muchacha enfrentada a la máxima representación del estado. Un momento de desequilibrio en el que un ser humano “debe aferrarse de la manera más estrecha a sí mismo”, atenerse a su identidad con la máxima firmeza.
Ni Antígona ni Creonte pueden ceder sin falsear su ser esencial. Ambos tienen razón... Ambos creen tenerla. Los dos obcecados en sus respectivos discursos. Sordos en los extremos... Los demás, sobrecogidos, al comprobar “cuán horriblemente fácil es que el ser humano quede reducido a menos de lo que es o transportado a más de lo que es, pues ambos movimientos son igualmente fatales para su identidad y su progreso

sábado, 14 de mayo de 2016

La "otra" Transición: El caso Almería


 El caso Almería es otro de esos sucesos extraños y poco conocidos sobre la Transición, esa etapa de la Historia de España que desde siempre, en los libros de texto y en los medios de comunicación, se ha vendido como "modélica". Si bien es cierto que en los últimos años se cuestiona esa visión idílica, oficialmente todavía se mantiene el relato de que "los españoles conquistamos la democracia", que "de la ley a la ley" pudimos escapar de la terrible dictadura  de Franco a la monarquía parlamentaria - democrática de Juan Carlos I y que ello se  hizo pacíficamente, siendo todo un ejemplo para  "el mundo mundial", como diría aquel. Pero las cosas no son siempre como nos la cuentan en un momento determinado. Esta suele ser la primera lección que doy en clase al inicio del curso: la historia es cambiante y fácilmente manipulable por los que manejan los hilos del poder.


  Veamos que sucedió en Almería el 10 de Mayo de 1981. Aparecen tres cuerpos calcinados en un coche en Gérgal. La Guardia Civil asegura que son tres etarras que habían provocado un atentado contra el General Valenzuela días antes. Son identificados como Mazusta, Bereciartúa y Goyenechea. Aquí tenemos unas imágenes del telediario de TVE en dónde vemos el vehículo tras el atentado terrorista:



  Pero sigamos con el asunto truculento y macabro que se iba a producir a continuación en Almería. Después de tratar de ocultar su crimen, resulta que aparece la denuncia de la desaparición de los tres inocentes jóvenes. Finalmente, dos días después las tres familias son requeridas para identificar a los tres cuerpos que, obviamente no eran los de los tres etarras. Eran Cobos, Mañas y Montero, tres muchachos que se dirigían a la comunión de uno de los familiares. La mala suerte se cebó con ellos y para su desgracia y la de sus  familias, fueron confundidos con los terroristas y, para borrar las huellas, los agentes de la benemérita habían incendiado el coche. Los chavales fueron vilmente torturados y tras darse cuenta de su error, los agentes trataron de ocultar su crimen, descuartizando los cuerpos y tiroteandolos antes de incendiar el vehículo. que arrojaron a un barranco.


   La pregunta es cómo en una democracia supuestamente asentada las fuerzas de seguridad pueden  atentar contra la vida de las personas, violando con ello la Constitución que dicen defender, asesinar a cualquier persona, incluso aunque hubieran sido los etarras (de la guerra sucia contra ETA hablaremos en otra ocasión). ¿Recibieron órdenes de algún superior?. Sólo fueron condenados los culpables directos del crimen pero no ningún superior. ¿Era España una democracia, tal y como nos vendieron en la escuela y en los mass-media?.El enigma sigue ahí. Investiguemos un poco más sobre este hecho de lo que yo denominaría "la otra Transición", la que no nos han contado y que culmina en el fracasado Golpe de Estado del 23F, del que ya hablamos en otra ocasión.


A través de esta canción de Carlos Cano podemos comenzar a trabajar mejor aquel crimen de las fuerzas del orden público, algo que recuerda aquel famoso "crimen de cuenca":




Aquí la letra: 

Corría el 10 de mayo por tierras de Almería
donde pasó la historia que vengo a relatar:
de Santander salieron Cobo, Mañas y Montero
y en tres sobres volvieron por un trágico error.
Por un error los años de fatigas se fueron
para la funeraria la lápida y la cruz
y en mitad de la vida sin frío ni calentura
los tres cuerpos quedaron negros como el carbón.
¿A dónde están los brazos?
¿A dónde están las piernas?
¿A dónde están los gritos que el viento se llevó?
En Casafuerte, amigo, perdidos en la arena
que como una bandera ardiendo levantó.
Si por Gerga. pasaras la curva de la muerte,
lleva claveles rojos y acuérdate de Juan y acuérdate de Cobo
-que nadie olvide nada que quien olvida paga-,
acuérdate de Luis.
Así acaba esta historia que con sangre escribieron.
De toda aquella vida sólo queda el horror.
Así acaba esta historia de sombra y de tiniebla.
Para que no se pierda aquí la dejo yo.

¡Qué pasó en Almería!, ¡pobre Almería! ¡ay Almería

En este reportaje se explican los sucesos acaecidos aquel desgraciado día para nuestra "democracia":



Y aquí tenéis el trailer de la película del mismo título. Os invito a verla:



lunes, 2 de mayo de 2016

Algunos trabajos de los alumnos de 4º ESO

  Aquí os dejo los vídeos con los trabajos sobre el tema de España en el siglo XIX. Empezamos con la "teatralización" llevada a cabo por Adrián, Jonathan, Sergio y Jesús (el que más aparece, como Carlos IV) rodada con la inestimable colaboración de Ainhoa. Se trata de su visión del reinado de Fernando VII. Espero que os guste. Nosotros lo pasamos mejor que bien aprendiendo y divirtiéndonos a la vez, aunque se podía haber hecho mucho más. Iré añadiendo los vídeos por riguroso  orden de llegada:





Aquí tenemos el trabajo de Paula, Manuel y Paula Mira sobre el reinado de Carlos IV, muy didáctico:





Y aquí está la aportación de Susana Amador, Alberto Fúnez y Miguel Tremiño, un tanto lineal pero informativo:

jueves, 28 de abril de 2016

Los símbolos de la II República Española




  Entre los símbolos de la nueva república española debemos destacar, por la importancia que tiene, la nueva bandera nacional de España, la tricolor y el escudo, que también sufre una significativa modificación. Mención aparte merece el nuevo himno nacional, el himno de Riego, que sustituye a la tradicional marcha real, himno sin letra de nuestro país en la actualidad.

LA BANDERA NACIONAL REPUBLICANA, LA TRICOLOR:

  Comenzaremos con la nueva bandera: La tricolor. Lo primero que llama la atención es el color morado de una de sus franjas, sustituyendo al rojo de la bandera monárquica. No está muy claro su origen, aunque ya se utilizaba en el Trienio Liberal. Se alude a la intención de incluir los colores de Castilla, que suponían los republicanos o los progresistas que era morado, uniéndolos con los de Aragón. Según el decreto que regula la bandera nacional el color morado tiene como origen el que:


  la tradición admite por insignia de una región ilustre, nervio de la nacionalidad, con lo que el emblema de la República, así formado, resume más acertadamente la armonía de una gran España. [...]

 
   Sin embargo, no está probado que históricamente el morado fuera un color emblemático de Castilla, como si lo fue el  carmesí. Posiblemente se llevó a identificar el color morado con Castilla por su confusión con otros colores utilizados tradicionalmente en la heráldica de León y Castilla, como fueron el púrpura o el carmesí . El Carmesí es el color tradicional de Castilla. Esta similitud cromática llevó a la suposición de que el pendón de Castilla era de color morado.  El pendón aparece en las enseñas de los Comuneros durante la Guerra de las  Comunidades de Castilla contra el rey Carlos I ( 1520-1521) aunque el color era más bien rojo y no morado.


     Durante el ya citado Trienio Liberal ( 1820-1823), tras el pronunciamiento del Coronel Riego contra el absolutismo de Fernando VII, aparece de nuevo el color morado.  En un sector de los liberales exaltados existió una sociedad secreta parecida en sus ritos a la masonería conocida como Los Comuneros, que utilizaban la bandera morada con un castillo como emblema.   


    Poco tiempo después, en 1831, durante el período de la Década Absolutista de Fernando VII una mujer granadina, Mariana Pineda borda una bandera morada con un triángulo verde en el centro y las palabras Libertad, Igualdad, Fraternidad para el levantamiento liberal siendo ejecutada por ello.


   Cuando es proclamada Isabel II en 1933 se adopta un estandarte real morado, recuerdo del controvertido pendón y del apoyo del liberalismo a la reina frente a los carlistas ( Primera Guerra Carlista). Sin embargo, en 1843 la Reina adopta como bandera nacional la bicolor, utilizada como pabellón naval desde 1785.



Portada de la Constitución de 1931 con la efigie de Julián Besteiro

   Entre finales del siglo XIX y principios del XX el republicanismo no dejó de crecer en España  Progresivamente fue adoptando la bandera republicana roja, amarilla y morada en distintos ateneos o casinos republicano. La tricolor era ya símbolo del republicanismo español. La Constitución de 1931 decía lo siguiente:


"[...] La bandera de la República española es roja, amarilla y morada. [...]"




  Por otro lado conviene destacar el hecho de que la Revolución Francesa implanta la bandera tricolor y que esta representa la tríada "Libertad, Igualdad, Fraternidad". Por lo tanto se podría pensar que los republicanos, considerando la implantación de la república como una revolución en España, pensaran en una bandera tricolor, como la Francesa. 

    Algunos aspectos destacados y que la diferencian de la actual bandera nacional son la posición de la corona republicana, en el centro de la franja amarilla y la anchura de las franjas, de igual grosor en la tricolor y de diferente en la rojigualda, con la amarilla el doble de ancha que las dos rojas.


 EL ESCUDO DE LA REPÚBLICA:


   El escudo de España en la etapa republicana era muy parecido al escudo tradicional e  histórico de España. Con una diferencia esencial: la desaparición de los símbolos de la monarquía, como cabía esperar. Fue establecido en decreto del Gobierno Provisional de 27 de abril de 1931 que decía lo siguiente:  
"...el que figura en el reverso de las monedas de cinco pesetas acuñadas por el Gobierno Provisional en 1869 y 1870."

   En cuanto a la Corona sobre los cuarteles del escudo tradicional hubo diversos dictámenes de la Academia de la Historia. En uno de ellos se recomendaba la Corona Cívica, un cerco vegetal de ramas de roble o encina. Finalmente se optó por la Corona Mural, no exclusivamente republicana en su origen, como la anterior, formada por unas murallas almenadas con torreones intercalados. Tampoco el León del Cuartel de Castilla está coronado.

   Otra diferencia esencial se encuentra en la desaparición de las insignias de la Dinastía Borbónica situadas en el centro del escudo de España. Obviamente en una república no cabe la simbología de una familia, por muy real e histórica que sea, en la enseña nacional.  Se trata del sobrescudo o escusón azul con tres Flores de lis propio de la dinastía reinante (Borbón-Anjou).  También es de destacar la desaparición de las dos coronas encima de las Columnas de Hércules: imperial a la izquierda y real a la derecha estando estas dos columnas sobre tierra y con un único listón o cinta entrelazándose figurando la leyenda escrita "Plus Ultra" ( Más Allá).   El escudo está formado por las armas de Castilla, León, Aragón, Navarra y Granada, situado este último en punta.  Observemos la diferencia entre ellos:




EL HIMNO DE LA SEGUNDA REPÚBLICA: EL HIMNO DE RIEGO.



   Se adoptó el conocido como "Himno de Riego", procedente del Trienio Liberal y compuesta por Evaristo San Miguel. La letra, obviamente, es de carácter militar, enardeciendo a los soldados a salvaguardar la patria frente al absolutismo fernandino. El teniente coronel San Miguel escribió un poema en forma de himno inspirado en textos anteriores de la Guerra de la Independencia.  

   Durante el Trienio Liberal ( 1820-1923) el Himno de Riego fue considerado Himno oficial de la monarquía constitucional española según decreto de 7 de abril de 1822, publicado en la Gaceta de Madrid ( Boletín Oficial) el 14 de abril.  En su artículo 1º dice que:

Rafael del Riego
 "Se tendrá por marcha nacional de ordenanza la música militar del himno de Riego que entonaba la columna volante del ejército de S. Fernando mandada por este caudillo". 


      Sin embargo no llegó a ser, de manera oficial, el himno de la Segunda República Española, a pesar de que se interpretara como tal y, el franquismo lo prohibiera terminantemente. Sin embargo, en el corazón de todos los republicanos representa simbólicamente esos ideales republicanos, pese a que fuera un himno de la Monarquía Constitucional Liberal española. La música es de autor desconocido, lo que si se sabe es que hubieron diferentes músicas para el himno de San Miguel aunque la que prevaleció es la que a continuación ofrecemos. 





Serenos y alegres
valientes y osados
cantemos soldados
el himno a la lid.
De nuestros acentos
el orbe se admire
y en nosotros mire
los hijos del Cid.
Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer o morir.
El mundo vio nunca
más noble osadia,
ni vió nunca un día
más grande el valor,
que aquel que, inflamados,
nos vimos del fuego
excitar a Riego
de Patria el amor.
Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer o morir.
La trompa guerrera
sus ecos da al viento,
horror al sediento,
ya ruge el cañón
a Marte, sañudo,
la audacia provoca
y el ingenio invoca
de nuestra nación.
Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer o morir.

miércoles, 27 de abril de 2016

La Constitución de la II República

Portada de la Constitución, con Besteiro y Alcalá-Zamora

   Hay un gran debate historiográfico sobre la Constitución de 1931, la Costitución de la Segunda República. De hecho hay una serie de críticas a la propia Constitución la cual  podemos calificar de democrática sin ninguna duda, la primera de estas características en la historia del país. Ese quizás es su mayor logro, intentar establecer un régimen republicano democrático y pluralista, con la movilización electoral de las masas y un sistema electoral que favorecía la formación de coaliciones electorales de múltiples partidos dentro de un sistema parlamentario.

    Su mayor defecto, en mi opinión, es que su creación no fue fruto del consenso. Es una Constitución que refleja la composición de las mayorías en las Cortes Constituyentes surgidas tras las elecciones  de junio de 1931 que ofrecieron una clara victoria de los partidos republicanos de izquierda.

   Algunas de las críticas a la Constitución aparecen en el artículo de Wikipedia, cuyo fragmento reproduzco aquí:

"La Constitución aglutinó juicios negativos y críticas ulteriores de destacados republicanos conservadores:

  • Alcalá Zamora en su obra Los defectos de la Constitución de 1931 analizaba las deficiencias de Constitución, rememorando los debates parlamentarios y las circunstancias en las que se produjo la aprobación de la misma. Según el autor,Manuel Azaña le confesó en 1936, desde la localidad de El Tejar, donde se encontraba en ese momento que encontraba en la misma más defectos que el propio Alcalá. La conclusión de Alcalá-Zamora era que: La República (...) proclamada el 14 de abril fue la República de todos los españoles. Olvidarlo la perdió... 

  • Constitución lamentable, sin pies ni cabeza, ni el resto de materia orgánica que suele haber entre pies y cabezasegún declaró José Ortega y Gasset.


Remató Miguel de Unamuno"Constitución urdida, no por choque y entrecruce de doctrinas diversas, sino por intereses de partidos, o mejor de clientelas políticas sometidas a una disciplina… Así se forja, claro no más que en el papel, un Código de compromiso henchido, no ya de contradicciones íntimas (...), sino de ambigüedades hueras de verdadero contenido. Así se llega al camelo".

Pero, dejando atrás estos juicios negativos y teniendo en cuenta que también contó con muchos partidarios, sobre todo en los partidos de izquierda, debemos analizar la propia Constitución:


Artículo 1. España es una República democrática de trabajadores de toda clase, que se organiza en régimen de Libertad y de Justicia. Los poderes de todos sus órganos emanan del pueblo. La República constituye un Estado integral, compatible con la autonomía de los Municipios y las Regiones. (...) 

Artículo 3. El Estado español no tiene religión oficial.

Artículo 4.El Estado español, dentro de los límites irreductibles de su territorio actual, estará integrado por municipios mancomunados en provincias y por las regiones que se constituyan en régimen de autonomía. (...)

Artículo 25. No podrá ser fundamento de privilegios jurídicos la naturaleza, la
filiación, el sexo, la clase social, la riqueza, las ideas políticas ni  las creencias religiosas. 

Artículo 26. Todas las confesiones serán consideradas como Asociaciones sometidas a una ley especial. El Estado, las regiones, las provincias y los Municipios no mantendrán, favorecerán, ni auxiliarán económicamente a las Iglesias, Asociaciones e Instituciones religiosas. 

Artículo 36. Los ciudadanos de uno y otro sexo, mayores de 23 años, tendrán los mismos derechos electorales. (...) 

Artículo 43. (...) El matrimonio (...) podrá disolverse por mutuo disenso o a  petición de cualquiera de los cónyuges, con alegación en este caso de
causa justa. (...) 

Artículo 44. Toda la riqueza del país, sea quien fuere su dueño, está subordinada a los intereses de la economía nacional. (...) La propiedad de toda clase de bienes podrá ser objeto de expropiación forzosa por causa de utilidad social mediante adecuada indemnización (...) 

9 de diciembre de 1931

Comentario abreviado:

   Me encuentro ante un texto histórico, es decir, una fuente primaria, de naturaleza jurídico-constitucional, elaborado por las Cortes Constituyentes y  aprobado el 9 de diciembre de 1931. Se encuadraría, por tanto, en el  contexto histórico de la II República española.

  En él se presentan una selección de artículos de dicha constitución que versan sobre asuntos como la definición de España como estado democrático, la laicidad del mismo, su organización territorial, una amplia declaración de derechos, como la igualdad ante la ley, la consideración de las confesiones religiosas como asociaciones, el sufragio universal, tanto masculino como, por primera vez en la historia de España, femenino, el matrimonio civil y el divorcio y la consideración de la propiedad privada como propiedad social y por tanto supeditada al interés general de la sociedad.

Las características de esta nueva constitución son las siguientes:

  • El Estado español era definido como “una República de trabajadores de todas clases”.
  • Establecía un régimen democrático, parlamentario y laico.
  • Soberanía popular.
  • El poder supremo recaía en unas Cortes unicamerales, de la que dependían el poder ejecutivo (Jefe de Gobierno y Presidente de la República) y el judicial (jueces independientes encabezados por el Tribunal Supremo).
  • Sufragio universal (por vez primera votaban las mujeres).
  • Modelo electoral mayoritario (favoreció la formación de coaliciones).
  • Se permitía la configuración de gobiernos autónomos (proceso: proyecto-referéndum regional-aprobación en Cortes). 
  • Extensa declaración de derechos individuales y sociales. Estos últimos son novedosos: seguridad social, protección del trabajo infantil y de las mujeres, reducción de la jornada laboral, salario mínimo...
  • Limitación del derecho de propiedad: expropiación forzosa por motivo de utilidad social. Se contempla la posible nacionalización de servicios de interés común o público. 
  • Separación tajante Estado-Iglesia: fin del mantenimiento del clero, prohibición de ejercer la enseñanza a las órdenes religiosas, disolución de la Compañía de Jesús, divorcio, matrimonio civil...
Podemos, para resumir, intentar explicarnos este nuevo texto constitucional:

Es la primera constitución democrática española.

Prosigue la tradición constitucional española: es la Constitución de un sector (izquierdas). Responde a las ideas e intereses de la mayoría. 

Los puntos más conflictivos fueron la cuestión religiosa y la estructura territorial del Estado.

El que no fuera ratificada en referéndum ni se convocasen a continuación elecciones a Cortes ordinarias impidió conocer el grado de identificación
popular con la nueva Constitución.


Además, para ciertos sectores del movimiento obrero, se trataba de una  Constitución burguesa, que cerraba el paso a la vía revolución.

domingo, 24 de abril de 2016

Annual


    El desastre de Annual, acontecido el 22 de Julio de 1921, es el suceso que marca la crisis final de la monarquía de Alfonso XIII porque conllevará la implantación de la dictadura del general Primo de Rivera, de clara inspiración fascista. El Rey, que estaba implicado en el desastre por su intromisión constante en los asuntos militares, como bien relata Gerald Brenan en "El laberinto español", preparó junto a los militares el golpe de estado del 13 de Septiembre de 1923. El rey pensaba que una Dictadura "con fecha de caducidad" podía ser una salida "a corto plazo" que ordenase la situación interna y externa y que de paso ocultase sus responsabilidades (cada vez más evidentes) en el desastre, enterrando de paso el "expediente Picasso", y eliminando el sistema parlamentario, evitando de esta manera el regreso de aquellos desastrosos "políticos profesionales" ( en realidad siempre seguidores de la  voluntad regia).   Esta decisión acabó provocando la caída de la monarquía, el exilio de la familia real y el "advenimiento" de la II República española, en palabras de Josep Pla.


   Pero, ¿Qué fue el desastre de Annual?. Me gustaría que investigarais buscando diferentes fuentes, entregando durante la primera semana del mes próximo un comentario sobre las causas y las consecuencias del desastre, además de las actividades que os propongo. Para ello os dejo una serie de imágenes y un vídeo que lo explica bastante bien:







TERRITORIO ESPAÑOL EN MARRUECOS, LUGAR DE LA GUERRA




  •   Localiza el emplazamiento de Annual. ¿Qué ciudades están cerca?.





  • CARTEL PROPAGANDÍSTICO DEL FIASCO DEL EJÉRCITO EN ANNUAL




  •  Analiza esta lámina. ¿Qué dos figuras están en el centro?. ¿Por qué se pelean?¿Quién huye?. ¿Qué son los dos montículos marrones que tiene a su lado?Investiga la figura de Abd-el-Krim 



















    • Después de observar estos  mapas, puedes hacerte una idea del Desastre de Annual.




    • Describe las líneas de avance rifeño y las líneas de huida del ejército español. 









    •  





      Busca más información aquí:
       http://www.labrujulaverde.com/2011/08/80-anos-del-desastre-de-annual-2

       http://arquehistoria.com/historias-desastre-de-annual-522
      • analiza esta noticia:

      jueves, 21 de abril de 2016

      La ley de jurisdicciones


         Siguiendo con el tema de la Restauración y más en concreto durante su crisis final, coincidente con el reinado de Alfonso XIII, abordamos el regreso a primer plano de la vida política del estamento militar. El ejército, humillado tras la derrota contra los Estados Unidos y la pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, nuestras últimas colonias, vuelve a inmiscuirse en la vida civil y toma cada vez mayor protagonismo. Hasta el punto de que, atacado por diversas publicaciones, va a imponer al gobierno la llamada "Ley de Jurisdicciones".  


      La ley de Jurisdicciones publicada en 1906 otorgaba a la justicia militar la capacidad de juzgar las ofensas orales o escritas contra "la patria el ejército, la bandera o la unidad nacional". Es una ley que se aprueba con el apoyo del rey Alfonso XIII y que tiene una evidente intención antinacionalista y especialmente anticatalanista, en un momento de auge de estos movimientos y en el que el ejército era blanco de las críticas tras "el desastre del 98". Críticas como la caricatura publicada en la revista catalana Cu-Cut! que podéis ver a continuación y que provocó el asalto de la redacción de esta revista y del periódico La Veu de Catalunya por unos trescientos militares al grito de ¡Viva España! ¡Muera Cataluña!.


      La publicación de esta ley provocó la reacción de buena parte de las fuerzas políticas catalanas que crearon la coalición Solidaridad Catalana. Igualmente supuso un aumento de la influencia y del intervencionismo del ejército en la política y un debilitamineto del estado liberal que culminaría en los golpes de estado de los generales Primo de Rivera en 1923 y de Franco en 1936. En los vídeos que aparecen a continuación podemos ver dos fragmento de la película "El coronel Maciá" (Josep Maria Forn, 2006) sobre estos hechos




      El asalto a la redacción del semanario crítico "Cu-Cut":





      La ley de jurisdicciones:

      Análisis de caricaturas: La Restauración

       Hemos estado estudiando la época de la Restauración borbónica y analizamos  el fraude electoral y el caciquismo. Y que mejor manera que con una caricatura que refleja bien a las claras el corrupto y manipulado sistema electoral que estuvo en vigor en aquella España: 





       Publicado en la revista "La Flaca" nos ilustra satíricamente sobre la manipulación electoral, con aspectos como "La ley del embudo", la compra de votos, el papel omnipresente de los caciques o las "partidas de la porra", grupos de matones ataviados con porras que golpeaban o perseguían al votante díscolo.  Aunque la revista es de época del Sexenio Democrático, esta caricatura suele servir para ilustrar esta situación que se dió durante la Restauración. Podemos destacar los siguentes aspectos:

      • Sagasta, líder del partido liberal aparece triunfante sobre un embudo que representa el sufragio universal: la base electoral es amplia, pero la boca del embudo se estrecha aludiendo al fraude ( lo que llamábamos Ley del embudo).
      • Va flanqueado por la figura de un guardia civil, que representaría el apoyo de las fuerzas del orden, y por un personaje que representa la coacción y la violencia en la que también se apoyaba el sistema. 
      • Todos van a hombros de personalidades importantes, los caciques, cuyo papel era primordial al manipular la intención del voto, con el soborno o la coacción.
      • En la comitiva que los sigue podemos apreciar símbolos que representan otros vicios del sistema

        • la compra de votos: una carretilla con votos con "votos al por mayor";
        • el falseamiento electoral o pucherazo está representado por las trampas o jaulas que aparecen en lugar de urnas;
        • los partidarios o votantes de la oposición, maniatados y coaccionados, aparecen con un cartel como "que iban a votar", pero no han podido hacerlo libremente, controlados por las fuerzas del orden y por "mamporreros";
        • tras estos aparece la violencia física y las amenazas, representadas por "los que han votado", todos apaleados por personajes con bastones;
        • les sigue otra práctica habitual: el voto de "lázaros", que consistía en falsear el censo electoral para incluir a personas que ya habían fallecido para que alguien votara en su lugar;
        • finalmente, el ejército aparece como garante del orden establecido.

      Fuentes: Reelaboración propia
                    http://sosiales.blogspot.com.es/