lunes, 22 de diciembre de 2014

Condena por alta traición de Alfonso XIII y derogación franquista

   Hoy os propongo el análisis de dos documentos históricos. Como siempre, a la hora de su análisis y comentario habremos de seguir el modelo de comentario de textos históricos.  Os dejo  imágenes de dichos documentos publicado el primero en la Gaceta de Madrid, que era el Boletín Oficial de España hasta que Franco creó el BOE, (el mismo BOE actual).  El segundo aparece ya en el citado BOE.

Ley del 26 de Noviembre de 1931, publicada en la Gaceta el 28 de noviembre
   Este es el articulado de la ley:


A todos los que la presente vieren y entendieren, sabed: Que las Cortes Constituyentes, en funciones de Soberanía Nacional, han aprobado el acta acusatoria contra don Alfonso de Borbón y Habsburgo-Lorena, dictando lo siguiente: 

«Las Cortes Constituyentes declaran culpable de alta traición, como fórmula jurídica que resume todos los delitos del acta acusatoria, al que fue rey de España, quien, ejercitando los poderes de su magistratura contra la Constitución del Estado, ha cometido la más criminal violación del orden jurídico del país, y, en su consecuencia, el Tribunal soberano de la nación declara solemnemente fuera de la ley a don Alfonso de Borbón y Habsburgo-Lorena. Privado de la paz jurídica, cualquier ciudadano español podrá aprehender su persona si penetrase en territorio nacional. 

Don Alfonso de Borbón será degradado de todas sus dignidades, derechos y títulos, que no podrá ostentar ni dentro ni fuera de España, de los cuales el pueblo español, por boca de sus representantes elegidos para votar las nuevas normas del Estado español, le declara decaído, sin que se pueda reivindicarlos jamás ni para él ni para sus sucesores. 

De todos los bienes, derechos y acciones de su propiedad que se encuentren en territorio nacional se incautará, en su beneficio, el Estado, que dispondrá del uso conveniente que deba darles. 

Esta sentencia, que aprueban las Cortes soberanas Constituyentes, después de publicada por el Gobierno de la República, será impresa y fijada en todos los ayuntamientos de España, y comunicada a los representantes diplomáticos de todos los países, así como a la Sociedad de Naciones».

En ejecución de esta sentencia, el Gobierno dictará las órdenes conducentes a su más exacto cumplimiento, al que coadyuvarán todos los ciudadanos, tribunales y autoridades.  

El Rey declarado traidor Alfonso XIII
   Es una ley curiosa porque no hace más que transmitir una decisión de la Cortes Constituyentes: la condena por alta traición al rey depuesto Alfonso XIII. Hay que recordar que esta ley fue aprobada por la mayoría del Congreso de los diputados, reunidos tras las elecciones a Cortes Constituyentes del 28 de junio de 1931. Se trata por tanto de una decisión de la soberanía nacional, expresada democráticamente en dichas elecciones, como en su exposición la propia ley indica con claridad. 

Alfonso XIII apoyando la dictadura de Primo de Rivera

  Queda declarado traidor el rey de España por su violación del orden constitucional al apoyar el golpe de estado del general Miguel Primo de Rivera y la dictadura que este encabezó desde el 13 de septiembre de 1923 hasta el 28 de enero de 1930. Alfonso XIII nombró a Primo de Rivera  Presidente del Gobierno aceptando la suspensión de la Constitución de 1876. De esta manera avaló con su complicidad la muerte de dicha constitución y, por tanto, la de su propio régimen político.
 
Elecciones de 1931. Clara mayoría para la izquierda republicana
   Lo que hace la Segunda República tras su proclamación el 14 de Abril de 1931, después de que el rey se hubiese marchado de España, es declarar su traición y degradar al Rey de todas sus dignidades y títulos, declarándole "decaído". Tampoco sus herederos podrán jamás reclamar el trono de España. Quedaba abolida legalmente la monarquía española.

El dictador  Francisco Franco
    Esta ley  que surge de la voluntad  de una cámara  elegida democráticamente en unas elecciones, no ha sido derogada todavía por ninguna otra institución democrática, sino por decreto del general Francisco Franco de 20 de diciembre de 1938. Por tanto tal derogación sería ilegal puesto que Franco había dado un golpe de estado. Sin embargo, como ya sabemos, Franco ganó la guerra e impuso su dictadura de 40 años a todos los españoles.


Juan Carlos I, heredero del dictador Franco
   Fue entonces cuando, creando una nueva legalidad dictatorial (ilegítima por tanto), sentó las bases para que la monarquía pudiese regresar a España. Para ello, como sabemos, Franco creó, el 8 de Junio de 1947 la Ley de sucesión que decía en su artículo 1º que "España, como unidad política se constituye en un Estado Católico, social y representativo que, de acuerdo con su tradición, se declara constituido en Reino".  

Felipe VI sucedió en 2014 a su padre Juan Carlos I
   Y para finalizar, el primer rey de esa monarquía "instaurada" (no restaurada) por Franco, como  su heredero y sucesor fue Juan Carlos I y, tras su reciente abdicación, el actual Jefe del Estado español Felipe VI. A partir de aquí el análisis y el trabajo.


Decreto de 20 de diciembre de 1938, en plena Guerra Civil, que declara nula la ley republicana 

     Analicemos, a partir de estos dos textos históricos, tres temas: el reinado de Alfonso XIII, la II República y la Guerra Civil y, finalmente, la dictadura de Franco.


Vocabulario: Gaceta de Madrid, Miguel Primo de Rivera, Presidente del gobierno, II República, Manuel Azaña, Alfonso XIII, elecciones de 1931, Cortes Constituyentes, Alta Traición, Guerra Civil, Francisco Franco, BOE, dictadura, Ley de sucesión, Juan Carlos I, Felipe VI.

  Para ampliar más toda esta información podemos visitar estos enlaces y visionar este video:

 

-http://www.ecorepublicano.es/2012/09/la-monarquia-actual-es-ilegal.html

-http://ajura.es/index.php/Es/jefatura-del-estado-y-de-las-fuerzas-armadas-usurpadas-ilegitima-e-ilegalmente-por-don-juan-carlos-de-borbon/5-jefatura-del-estado

No hay comentarios: