lunes, 24 de noviembre de 2014

El genocidio armenio

   Se ha cumplido este año el primer centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial. Dentro de este tema situamos uno de los más crueles genocidios perpetrados en la primera mitad del siglo XX: el genocidio contra el pueblo armenio. Sucedió entre 1915 y 1921, en parte  como decimos durante la Gran Guerra.  El Imperio Turco fue el responsable de esta masacre infame. Los diferentes gobiernos turcos de la época planificaron y ejecutaron el asesinato de entre millón y millón y medio de armenios, en parte por motivos religiosos.

Caravanas de la muerte
    Como anécdota diremos que  Adolf hitler se inspiró en él para poner en marcha su holocausto judío. El dictador alemán dijo algo así como "¿Quien se acuerda del genocidio armenio?". Y ello nos lleva a una reflexión inexorable: ¿Es posible borrar, eliminar de la historia actos criminales o de otro tipo?. Parece que sí, ateniéndonos al caso armenio. En el caso de Turquía es delito, sí, delito, te pueden meter en la cárcel por afirmar que el genocidio existió, que fue real.  


Ismail Enver.Héroe de la libertad
       El programa de exterminio del pueblo armenio asentado en territorio imperial turco incluía a toda la población cristiana armenia, hombres, mujeres y niños.  Uno de los responsables del inicio del genocidio fue Ismail Enver, conocido como Enver Pasha, uno de los líderes del movimiento de los Jóvenes Turcos que habían ocupado el poder y establecido una dictadura militar.  Enver, como ministro de la guerra, tras  la grave derrota en la batalla de Sarikamis, durante la Primera Guerra Mundial, culpó a los armenios de la misma y ordenó que todos los soldados armenios del ejército fuesen desarmados, fusilados o convertidos en peones camineros, y que unos 2000 intelectuales de esta etnia distribuidos a lo largo del país fuesen encarcelados. Estas acciones fueron los primeros pasos del posterior Genocidio Armenio, una de las primeras grandes matanzas étnicas del siglo XX.


Talaat Pashá
Talaat Pashá, como ministro del interior dió una orden taxativa: "Maten a cada mujer, niño y hombre armenio sin ninguna contemplación". Durante seis años y más de veinte campos de concentración se ejecutó un proyecto criminal premeditado, ordenado desde  el poder político y militar turco. Pashá afirmó que "El gobierno ha decidido destruir por completo a dicha gente. Ha de ponerse fin a su existencia (...) y no debe prestarse consideración alguna a la edad o el sexo, ni a los remordimientos de conciencia".


  Una pregunta aparece siempre cuando hablamos de genocidio. ¿La gente, el pueblo, el mundo era consciente de tal masacre?. A la pregunta cabría responder observando la hemeroteca y muchos testimonios, entre ellos el fundamental "Informe Morgenthau" obra del embajador americano en Constantinopla. El prestigioso diario norteamericano New York Times dedicó en 1915 más de 140 artículos a la cuestión. Se hablaba de "campaña de exterminio", "matanzas sistemáticas", "deliberadas", "organizadas por el gobierno".  el 25 de diciembre de 1915 publicaba: "Armenia, amenazada de extinción". En la noticia un funcionario afirmaba que los turcos se disponían a la "aniquilación de todo un pueblo".



Morgenthau
   Más testimonios. Como en el caso del Congo del que hablamos anteriormente disponemos de informes de los diplomáticos que, sobre el terreno, eran testigos de los crímenes. Los norteamericanos destacaban que los turcos habían desatado una "guerra de exterminio" contra los armenios, en especial contra "los adeptos a la Iglesia Gregoriana", mayoritaria entre los armenios. En Julio de 1915 Henry Morgenthau, embajador americano, envía un telegrama al gobierno de Washington para alertar del "crimen racial". Decía que lo que estaba sucediendo era "un intento sistemático de extirpar a las pacíficas poblaciones armenias y llevar a ellas la destrucción y la miseria". Apostillaba el embajador norteamericano que lo que estaba sucediendo era una matanza a escala nacional "dirigida desde Constantinopla".

  Muchos otros testimonios nos refieren atrocidades: violación de mujeres y niñas, crucifixiones masivas, incendios de iglesias con personas dentro, ahogamientos masivos de armenios, etc. Podemos observar en todo ello el odio racial y religioso de los opresores contra los oprimidos. 

   Quizás en el caso armenio, la  práctica más habitual de asesinar en masa fueron las largas y tortuosas deportaciones de miles de armenios, que vagaban sin destino por desiertos y carreteras, obligados a caminar hasta el agotamiento y la muerte.


Esquema geográfico de las masacres

     
   El negacionismo, es decir, la negación de la evidencia histórica de la masacre genocida, está perseguida penalmente en muchos países. Negar el genocidio del pueblo armenio es delito en naciones como Francia.   A más de 90 años del genocidio armenio, tratarlo y saber su verdad en Turquía es un tabú. Su sola mención atenta contra “la identidad nacional”. El mismo reconocido premio Nóbel de literatura Orhan Pamuk, debió exiliarse tras manifestar en una entrevista en Suiza que “30 mil kurdos y mas de un millón de armenios fueron asesinados”.





   Para saber más del genocidio contra el pueblo armenio os dejo este buen documental sobre el tema. También podéis ver la magnífica película "Ararat" del director Atom Egoyan de la que hice una crítica hace tiempo. La crítica aquí.

 

  
-VOCABULARIO Y PERSONAJES:   Ismail Enver, Jóvenes Turcos, Primera Guerra Mundial, Talaath Pasha, Informe Morgenthau, Armenia, Imperio Turco, negacionismo .
  

Fuentes:
-Elaboración propia.
 www.genocidioarmenio.org
-http://www.gendercide.org/caso_armenia.html
-Wikipedia.com
-Jacoby, Jeff:"La verdad sobre el genocidio del pueblo armenio".
-FILMOGRAFÍA: "Ararat", dir: Atom Egoyan  

2 comentarios:

Cayetano Gea dijo...

La maldad humana no tiene límites, ni fronteras. Creo que al paso que vamos no aprenderemos nunca.
Un saludo.

Luis Pueyo García dijo...

Si, lo peor es no aprender de la historia, pisotearla e inisistir en la mentira. Y que sea delito contar la verdad, qué terrible¡¡