jueves, 6 de febrero de 2014

El humanismo





  Tras abordar en 2º de ESO la Edad Media en  los temas anteriores hemos dado inicio al tema 8, Renacimiento y Humanismo.   En los siglos XV y XVI van a acontecer profundas transformaciones, fundamentalmente en el campo de las ideas, en la sociedad y la cultura italiana y europea. De especial relevancia es el cambio de mentalidad, en el que la concepción tradicional religiosa, con Dios como centro de todas las preocupaciones, dará paso a una concepción más abierta, en la que el Ser Humano y sus preocupaciones ganarán terreno. 

  El Humanismo fue la corriente cultural que nace en las ciudades de Italia y que se basa en el estudio de la cultura y literatura de época clásica puesto que se creía acertadamente que el  momento de mayor progreso del ser humano se había dado en la antigüedad, cuando nace la ciencia y la filosofía, en la Grecia Antigua. Esta será el modelo cultural de los humanistas que estudiarán de nuevo a autores como Platón o Aristóteles. Asímismo, los humanistas apuestan por el antropocentrismo frente al teocentrismo medieval como decíamos antes. Así, ponen el acento en que la razón y la experiencia son la base de todo conocimiento y del progreso de la humanidad. Rompían así con la etapa medieval que pensaban que había sido una época de oscuridad. De ahí la expresión "Renacimiento". Finalmente el humanista tiene vocación de universalidad, pretende conocer la realidad de manera global y señala que su conocimiento no tiene límites, no se limita a una materia concreta. Entre los humanistas más reputados estuvieron Lorenzo Valla, Marsilio Ficino, Angelo Poliziano o Pico della Mirandola.


  Una parte de los humanistas quisieron conjugar el cristianismo con la filosofía grecolatina, el humanismo cristiano. Este movimiento fue conocido como humanismo cristiano y estuvo encabezado por el pensador Erasmo de Rotterdam. También destacaron el inglés Tomás Moro y el español Juan Luis Vives que además aportó mucho en el campo de la pedagogía.



  La transmisión del saber se produjo gracias a la aparición de la imprenta, obra de Guttemberg, lo que permitió la publicación y difusión de obras, las academias, lugares de reunión de los humanistas donde intercambiaban sus ideas y, finalmente, las universidades, creadas en la edad media, comenzaron a introducir las nuevas ideas.


El conocimiento científico también experimentó un avance considerable. Nicolás Copérnico publicó su teoría heliocéntirca, según la cual el Sol era el centro del universo y no la tierra como se había sostenido desde hacía siglos (geocentrismo). Otros avances permitieron la aparición de un modelo de experimentación científica mucho más moderna en muchos campos como la geografía, la zoología o la botánica. El médico español Miguel Servet descubrió la circulación de la sangre.

Os dejo esta excelente y clara presentación didáctica sobre el renacimiento y el humanismo: 
http://www.aularagon.org/files/espa/ON_Line/Historia/CMLG11Moderna/Pelicula_arte_renacimiento.swf 

2 comentarios:

Cayetano Gea dijo...

Los fundamentos del mundo actual, la base de las sociedades modernas. La Revolución Científicay la Ilustración serán los siguientes pasos. Hoy parece que todos estos avances culturales están en peligro por culpa del poder omnipresente de los más poderosos.
Un saludo.

Luis Pueyo García dijo...

Todo está en peligro en esta época turbulenta, pero también es una oportunidad para la esperanza, para el cambio social.