miércoles, 14 de noviembre de 2012

Elecciones en EE.UU.

Tratado de París ( 1783)
   A través de un gráfico podemos analizar en clase y después redactar un informe sobre el sistema político estadounidense. Como habíamos visto en este tema, las Trece Colonias de norteamérica, posesión británica, alcanzaron su independencia tras una dura guerra (1775-1783) y el consiguiente tratado de paz de París que ratificaba dicha independencia.  Lo más importante de la cuestión era que se trataba de una de las primeras revoluciones, que algunos autores marcan dentro de un ciclo revolucionario acuñando el concepto de "Revoluciones Atlánticas" ( Palmer, etc.). Se trataría, por tanto, de la primera revolución que asentará los ideales de la Ilustración, los derechos fundamentales: libertad, igualdad jurídica, propiedad, soberanía nacional, separación de poderes, sufragio censitario. Si bien es cierto que no se concedieron todos los derechos a muchos individuos, pues la esclavitud siguió siendo aceptada. Con el paso de los años el sufragio se fue ampliando hasta incluir, ya en el siglo XX a todos y cada uno de los ciudadanos de la nación incluidas mujeres y minorías étnicas que no tenían derecho a voto hasta ese momento.

    Esta revolución como comentamos da lugar posteriormente a un sistema democrático que vamos a analizar con el gráfico siguiente:

   
   En primer lugar observamos que se ha desarrollado un sistema político bipartidista. Esto nos podría indicar falta de pluralidad política por la escasez de partidos. En realidad el sistema electoral permite la participación de infinidad de formaciones pero dificulta la elección de candidatos de partidos pequeños o no mayoritarios. Lo veremos mejor con esta tabla:
 
Candidato (Partido) Votos
electorales
Estados
ganados
Voto
popular
Porcentaje

Obama (Demócrata) 332 26+DC 62.610.717 50,6%

Romney (Republicano) 206 24 59.136.717 47,8%

Johnson (Libertario) 0 0 1.211.753 0,98%

Stein (Verde) 0 0 431.651 0,35%

Goode (Constitución) 0 0 118.272 <0 td="td">

Barr (Paz y Libertad) 0 0 56.349 <0 td="td">

Anderson (Justicia) 0 0 38.747 <0 td="td">

Hoefling (Americano Independiente) 0 0 33.509 <0 td="td">

Otros 0 0 ~72.000 <0 td="td">
Total   538 51 123.697.468 100,00%


  Se trata por tanto de un sistema mayoritario.  Quizás lo más interesante es el proceso de pluralidad dentro de los dos grandes partidos. No son partidos monolíticos, dirigidos por un líder que controla todos y cada uno de los nombramientos ( caso español). 
    Para garantizar esa pluralidad, el candidato de cada partido es elegido en un largo y duro proceso de elecciones primarias. Dentro de un mismo partido( Demócrata-Republicano) se presentan diversos candidatos de manera individual, alejados en muchas ocasiones de la dirección del propio partido, que no interfiere en el proceso y facilita la pluralidad de ideas y opiniones. Así  se llega a unas votaciones estatales ( en cada estado) en las que son electores no solamente los simpatizantes de uno u otro partido, sino que cualquier ciudadano puede inscribirse en el proceso y votar a uno u otro candidato. Normalmente acaban por enfrentarse dos candidatos, porque son los que más apoyos congregan. Los votantes eligen entre uno u otro y el más votado en cada estado obtiene unos delegados  o representantes que eligirán posteriormente  en una convención al candidato federal a la presidencia del país.Por tanto partimos de un proceso previo, transparente, con numerosos debates públicos entre candidatos, con numerosas propuestas que los votantes, sean o no afiliados al partido pueden votar. 

     Así llegaríamos al verdadero proceso electoral, a las elecciones a la presidencia de los Estados Unidos.

   Tras una dura y larga campaña electoral ( que consume ingentes cantidades de dinero, pero ese es otro tema) en la que se suceden debates electorales en televisión, que  son una tradición relativamente cercana, desde los 70, se llega al día de las votaciones. Es curiosa la tradición, siempre se vota el primer martes después del primer lunes de Noviembre ( tradición asociada a festividades religiosas y al final de la cosecha  y que se mantiene de manera simbólica). Hay que reconocer que los americanos han convertido la democracia en toda una tradición y en una gran fiesta nacional.
   Aunque parezca lo contrario, la elección no es directa. No se vota directamente al presidente, sino a una lista de compromisarios o grandes electores que después se reunen y eligen por mayoría al presidente. Es muy raro que un candidato que ha obtenido más votos populares obtenga menos compromisarios. Esto sólo se ha dado un par de veces en la historia EE.UU. En definitiva, lo más importante es que, a pesar de no ser directa, los ciudadanos son conscientes de que es una elección presidencial, para elegir al presidente del país, y votan en consecuencia. 
   Tras el recuento estatal, es decir, en cada estado (no a nivel nacional-federal) el candidato más votado obtiene todos los compromisarios que tiene asignado ese estado-distrito. Finalmente se reunen los 538 grandes electores y por mayoría absoluta eligen al nuevo presidente, que jura su cargo en Enero del año siguiente, en concreto el 20 de enero, en una gran ceremonia en la capital federal, Whasington.  Así se elige al presidente, que es Jefe del Estado y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y que representa al Poder Ejecutivo y que está estrictamente separado de los otros dos poderes del estado, el legislativo, del que hablamos a continuación y el judicial ( Principio de la Separación de Poderes).
EL PODER LEGISLATIVO: CÁMARA DE REPRESENTANTES Y SENADO.
 
   Hay que señalar que también se elige en estas votaciones presidenciales a los miembros de la Cámara de Representantes ( House of Representative) que son 435 y que representan a los ciudadanos de los diversos distritos electorales de la nación. Es la cámara de representación de la Soberanía Popular. Las atribuciones de la Cámara de Representantes incluyen el debate y aprobación de las leyes, la aprobación del presupuesto, el seguimiento e investigación de los altos funcionarios del Ejecutivo, incluido el presidente, y la elección del presidente en el caso de producirse un empate en votos electorales. Su mandato es de dos años.



  Por otro lado también se eligen en estas elecciones un tercio de los representantes del senado ( senadores), 33 en concreto de 100. Tienen un mandato de 6 años y se renuevan por tercios cada 2. Representan a los Estados Federales, dos senadores por cada estado. Ambas cámaras forman el Congreso de los Estados Unidos, que es el Poder Legislativo y que como vemos cumple la máxima de Montesquieu de la Separación de Poderes. El Presidente de los EE.UU. no es elegido por el legislativo. 


MAPA DEL VOTO POR ESTADOS:




   Nos ofrece una composición del voto singular. Podemos apreciar que los estados agrarios del interior votan mayoritariamente al Partido Republicano, es decir, conservador. En cambio los estados costeros y norteños se decantan por el Partido Demócrata, progresista. Esto nos llevaría a un análisis de la sociología de américa. Por otro lado destacar el ascenso de las minorías, fundamentalmente de la Hispana, que alcanza ya los 50 millones de habitantes con derecho a voto y que ha colocado a varios ciudadanos hispanos en la cámara de representantes y en el senado. De hecho la victoria de Barack Obama , con el 50,6 % de los votos populares se debe en gran medida al apoyo mayoritario de esta minoría al partido demócrata.  Enlazo con un artículo que habla de este asunto:  http://www.abc.es/20121110/elecciones-estados-unidos/abci-representates-hispanos-201211100053.html

Fuentes: 
-elaboración propia.
 Imágenes:  
-http://blogdelaclasedehistoria.blogspot.com.es/
-http://www.wikipedia.es

5 comentarios:

Arantxa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Arantxa dijo...

Has hecho un gran trabajo tratando de esclarecer el, para mí, enrevesado, pero sin duda, justo y plural sistema electoral americano. Y es que en EE.UU. ya se sabe, "cualquiera puede alcanzar la presidencia", osado por su parte aunque posible. Y muy curiosa esa tradición de martes, la desconocía (siempre aprendo algo de tus artículos, eternamente agradecida).

Luis dijo...

La verdad es que me gustan estos temas y lo que hago es feed-back, volver a recordar cosas. Fue una asignatura de la carrera que me gustó particularmente. Gracias, por el comentario. Añadiré más cosas que me surjan.

Cayetano dijo...

Muy buena entrada sobre el sistema democrático americano. La verdad es que a los alumnos -y a muchos profesores- les suele resultar complicado comprender los entresijos de la democracia más vieja de nuestra historia reciente, la primera vez que se aplicaron los principios de la Ilustración (no todos, claro. Ya sabemos de las carencias americanas en este sentido.
Un saludo.)

Luis dijo...

Gracias por los elogios. Cuando se hace un trabajo por placer resulta más agradable si cabe. Cierto que no se aplicaron todos los principios ni creo que se puedan aplicar jamás en su totalidad. Lo contrario es una utopía. Pero lo importante es que la base del sistema democrático estaba ya ahí y es el mayor legado que dejarán para la posteridad.